¿Cuál es el Mejor Blanqueador Dental?

Si hay un producto de moda en el ámbito de la estética dental, sin duda es el blanqueador dental. Las sonrisas blancas de los famosos han provocado una auténtica fiebre por el blanqueamiento que cada vez va a más y muchos pacientes acuden a las clínicas dentales buscando información y consejos sobre cómo blanquear los dientes.

El tratamiento profesional por excelencia de blanqueamiento dental tiene que ser llevado a cabo por dentistas, pero muchas personas intentan ahorrar dinero y optan por buscarse la vida para blanquear los dientes en casa. En este artículo vamos a ver algunos de los productos blanqueadores dentales más utilizados del mercado y cuál es el mejor y el más efectivo.

1.- Blanqueador Dental formulado por el Dentista:

Si estás buscando un blanqueador dental profesional y efectivo para conseguir el color de dientes que deseas, el mejor consejo que te podemos dar es que acudas a una clínica dental para conseguirlo.

blanqueador dental profesionalSin duda, este es el mejor producto para blanquear los dientes que puedes encontrar. Tanto para el tratamiento mediante luz LED en clínica como para el tratamiento mediante férulas, el dentista utiliza un producto blanqueador de dientes con un porcentaje adecuado de agentes blanqueantes entre los que encontramos el peróxido de hidrógeno o el peróxido de carbamida.

Estos componentes son los que realmente van a blanquear el esmalte dental cuando se encuentran en los porcentajes correctos, por eso decimos que este es el blanqueador dental más efectivo, pero estos blanqueadores deben utilizarse con la supervisión y consejo del dentista, ya que suelen tener unos porcentajes más elevados de agentes blanqueantes y podrían provocar sensibilidad dental e irritación de encías.

Es posible experimentar de todos modos cierta sensibilidad dental (habitualmente en el 50% de los casos), pero esto es algo natural cuando se usa un blanqueador de dientes y en unas 48 horas como máximo esta molestia remite y desaparece por completo.

Al ser el blanqueador dental más potente y eficaz del mercado también es el que tiene un precio más elevado. Por ello, muchas personas optan por tratamientos de blanqueamiento más baratos, aunque no siempre consiguen los resultados esperados.

2.- Kits de Blanqueamiento Dental de Farmacia:

Entre los productos para blanquear los dientes que podemos encontrar en farmacias, los famosos kits de blanqueamiento son los más demandados por los clientes. Estos kits imitan a los blanqueadores profesionales ofreciendo la mayoría de ellos un gel blanqueador dental que se debe aplicar en los dientes, unas férulas en las que aplicarlo y algunos, una pequeña lámpara de luz LED portátil.

kit blanqueamiento dental farmacia

Estos kits tienen algunas diferencias con el blanqueamiento profesional. Para empezar, la mayor diferencia se encuentra entre el blanqueador dental de farmacia y el blanqueador de los dentistas. Al tratarse de un producto de venta genérica al que puede acceder todo el mundo, el porcentaje de componentes blanqueantes es menor para no poner en riesgo la salud de los usuarios, por lo tanto, en algunos casos puede que con estos porcentajes más bajos se consigan resultados, pero en otros casos no se consiga ningún efecto.

Esta es la razón por la que es necesario que el dentista evalúe previamente el estado de coloración de los dientes del paciente, además de otros puntos de higiene y salud dental como puede ser la presencia de sarro que requiera una limpieza profesional, o de caries que podrían provocar un gran dolor y verse agravadas con el uso del blanqueador dental.

Otra diferencia son las férulas, puesto que las hechas por dentista son a medida de la dentadura del paciente, mientras que las genéricas no van a encajar igual de bien, siendo más incómodas y pudiendo provocar que el producto llegue a las encías por una mala colocación.

También hay kits de blanqueamiento dental en farmacias que utilizan tiras blanqueadoras que se pegan en los dientes durante un tiempo. Igualmente, el producto blanqueador en sí, es menos efectivo que el formulado en clínica por el dentista, y las tiras no van a poder abarcar la misma superficie de la dentadura que podría abarcarse con las férulas.

Todos estos puntos en comparación con el gel blanqueador profesional son los que hacen que el precio de un kit de blanqueamiento de farmacia sea más bajo que el tratamiento de los dentistas.

3.- Pastas de Dientes Blanqueadoras:

Uno de los productos de blanqueamiento dental más conocidos sin duda son las pastas de dientes blanqueadoras. Hay que remarcar que aunque se venden así, realmente no se trata de un blanqueador dental como tal, sino que son más un complemento para mantener los dientes blancos después de haberlos blanqueado previamente. Pueden mejorar un tono de color blanco, con suerte dos, pero no más.

pasta de dientes blanqueadora

Las pastas blanqueadoras son eficaces quitando manchas de café, tabaco, salsas, bebidas y demás productos que ataquen al color de los dientes. Pero si el esmalte dental ya está amarillento, realmente estas pastas de dientes no van a conseguir aclarar los tonos como el paciente desearía.

Normalmente cuando vemos una pasta blanqueadora, ésta se anuncia como “producto blanqueador dental”, lo que puede llevar a engaños. La pasta ayuda a hacer brillar los dientes y resaltar así su color dando sensación de blanqueamiento, pero en caso de tener dientes amarillos no se van a conseguir grandes resultados hasta que no se use un blanqueador de dientes como tal.

Como consejo final, recomendamos no utilizar pastas de dientes con bicarbonato, ya que es un compuesto que como veremos en el siguiente punto, puede ser muy abrasivo con los dientes.

4.- Blanqueadores Dentales Caseros:

En ocasiones las ganas por tener unos dientes más blancos hacen que muchas personas busquen trucos usando un producto más o menos cotidiano a modo de blanqueador dental casero.

Una de las prácticas más extendidas y famosas consiste en utilizar el bicarbonato o el limón (la mayoría de las veces mezclados) como producto blanqueador de dientes.

blanqueamiento dental casero con bicarbonato y limon

Hay que decir que blanquear los dientes con bicarbonato y/o con limón es una técnica muy utilizada, pero no por ello deja de ser peligrosa para la salud. En muchos sitios de internet se puede ver que mediante este truco se puede blanquear los dientes rápidamente, pero en realidad esto no es así.

El bicarbonato y el limón concretamente son productos muy abrasivos con el esmalte dental, y si bien pueden ayudar a eliminar algunas manchas en los dientes, no van a conseguir aclarar el tono del esmalte por mucho que se apliquen. Al contrario, el resultado más probable de este procedimiento va a ser el desgaste del esmalte dental (que no se recupera), lo que provocará tener dientes deteriorados, erosionados, débiles incluso con bordes transparentes debido a la progresiva pérdida de superficie.

Una vez producido este daño, la única solución sería realizar un tratamiento de carillas dentales en el mejor de los casos para recomponer la superficie erosionada, por lo que al final este “truco de la abuela” para hacer un blanqueador dental casero terminaría saliendo mucho más caro de lo que pensábamos al principio.

Conclusión:

El mejor blanqueador dental como hemos dicho al principio es el formulado por dentistas, tanto por resultados como por la seguridad para la salud y el seguimiento que puede hacer el profesional. Los otros productos de venta libre pueden ayudar a mantener los dientes brillantes y blancos, pero el cambio en el tono de color será prácticamente nulo, y los blanqueadores caseros sólo ayudan a hacer brillar los dientes, pero no blanquean y a la larga pueden provocar daños irreparables en el esmalte dental.