¿Cómo Blanquear los Dientes? La Guía más Completa

Blanquear los dientes se ha convertido en los últimos años en un deseo recurrente de muchas personas. No en vano, entre las dudas más repetidas en las consultas de las clínicas dentales está la siguiente pregunta: ¿Cómo blanquear mis dientes?

como blanquear los dientes

La sociedad actual promueve los dientes blancos como imagen de salud y belleza y esto hace que todo el mundo quiera conseguirlos. En este artículo vamos a ver de forma detallada diferentes métodos para blanquear los dientes según tu interés, además de consejos para evitar riesgos para la salud.

Cómo Blanquear los Dientes en Casa:

como blanquear los dientes en casa

Si lo que buscas es blanquear los dientes en tu propia casa, debes saber que existen varias opciones para conseguirlo. Para empezar, es posible realizar un blanqueamiento dental casero profesional, también llamado ambulatorio. Este método consiste en la utilización de férulas (que son unos moldes de tus dientes) hechas a medida de forma que se encajan en los dientes con total comodidad y exactitud. Sobre esas férulas se echará un producto blanqueador indicado por el dentista con unos porcentajes de componentes blanqueantes definidos por el profesional según tu caso con el fin de conseguir los mejores resultados.

También puedes optar por los kits blanqueadores de farmacia, que suelen imitar el blanqueamiento de dentista pero con algunas limitaciones, ya que al ser productos de venta libre (que cualquiera puede comprar) no pueden tener los mismos porcentajes de blanqueantes en su composición, por lo que en algunos casos podría funcionar, pero en otros no sería suficiente y resultaría necesario acudir al dentista para conseguir buenos resultados.

Junto con los kits blanqueadores, también podemos encontrar las pastas blanqueadoras que se anuncian constantemente en televisión y se pueden encontrar fácilmente en cualquier supermercado. Estas pastas no sirven de mucho si tienes dientes amarillos. Lo que sí hacen es limpiar las manchas superficiales que puedan encontrarse en los dientes y hacerlos brillar un poco más, dando sensación de un pequeño aclaramiento del color.

Cuando se habla de blanquear los dientes de forma casera, también podemos referirnos a la utilización de métodos y “trucos de la abuela”. No defendemos la utilización de estos métodos ya que, aunque pueden ayudar a limpiar y eliminar manchas, no van a conseguir aclarar el tono del esmalte dental. De este tema hablaremos más específicamente en el siguiente punto.

Cómo Blanquear los Dientes de Forma Natural:

Si lo que buscas con trucos para conseguir dientes blancos con solo aplicar productos y remedios naturales, sentimos decirte que esto va a ser un poco difícil. Es posible limpiar la superficie de esmalte dental de los dientes con algunos de estos remedios, pero de ahí a provocar el blanqueo del esmalte, que requiere productos profesionales, va un largo camino.

Es posible que estos productos hagan relucir más el esmalte y provoquen una sensación de dientes más blancos, pero realmente el esmalte seguirá siendo del mismo color. Veamos a continuación este punto de forma más específica.

Blanquear los Dientes con Remedios Caseros:

remedios caseros para blanquear los dientes

Al hablar de métodos caseros para blanquear, lo primero que nos viene a la cabeza son productos naturales (o no) que podemos encontrar fácilmente en cualquier casa. Hay que tener muy en cuenta que estos trucos no sirven para blanquear propiamente, sino para eliminar manchas que puedan haberse formado en los dientes por culpa del paso del tiempo y los hábitos de la persona (tabaco, bebidas y salsas con muchos colorantes, etc).

Por esto, si tienes dientes muy amarillos, posiblemente la única solución a tu problema pase por visitar al dentista y que valore tu caso.

Estos métodos pueden resultar muy abrasivos para el esmalte, lo que ayuda a limpiar esas manchas, pero con el abuso también puede provocar el desgaste del esmalte dental (que no se recupera), lo que desemboca en dientes débiles, sensibles, reducidos, erosionados… Estos problemas podrían solucionarse con tratamientos estéticos como las carillas dentales, pero como siempre, más vale prevenir que curar.

Por ello, si realizas estos trucos hazlo bajo tu propia responsabilidad y si no consigues los resultados que deseas no sigas abusando, porque como ya hemos dicho, lo más probable es que termines destruyendo tus dientes.

Blanquear los dientes con Bicarbonato y Limón:

Este es uno de los trucos para blanquear los dientes más conocidos y recomendados. Debes saber que tanto el bicarbonato como el limón son productos muy abrasivos que en un primer momento pueden eliminar las manchas de tus dientes y hacer relucir tu esmalte.

Para hacerlo, debes mezclar bicarbonato de sodio (una cuchara normal de desayuno) y zumo de limón. Para realizar la mezcla se echa el bicarbonato sobre un cuenco o plato y a continuación se exprimen gotas de limón sobre él poco a poco. El limón irá reaccionando con el bicarbonato, y deberás echarlo hasta que notes que se ha cubierto todo el bicarbonato, como se puede ver en el video.

Debes lavarte los dientes con esta mezcla durante 2 minutos. Te recomendamos utilizar un cepillo de dientes diferente al habitual y después lavarte los dientes con pasta normalmente y no hacerlo más de 2 veces por semana.

Blanquear los dientes con Agua Oxigenada y Bicarbonato:

blanquear los dientes con agua oxigenada y bicarbonato

Para realizar esta mezcla necesitarás bicarbonato de sodio, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), pasta de dientes y agua.

Para realizar la mezcla debes echar sobre un cuenco o plato un poco de pasta de dientes. La cantidad debe ser igual a la que echas en tu cepillo para lavarte los dientes normalmente. Después debes echar una (1) cucharada de bicarbonato, una (1) cucharada de agua oxigenada y media (1/2) cucharada de agua normal.

Para terminar remover la mezcla y lavarte los dientes 2 minutos. Enjuagarte bien y lavarte después con pasta de dientes normalmente. Es conveniente utilizar dos cepillos diferentes.

No deberías realizar este remedio más de 2 veces a la semana.

Blanquear los dientes con Carbón Activado:

blanquear con carbon activadoEs un producto utilizado en hospitales para eliminar toxinas gracias a su gran capacidad para absorberlas (NO es el carbón utilizado para quemar). Se puede encontrar en forma de polvo o cápsulas en la mayoría de tiendas naturistas.

Para utilizarlo basta con mojar el cepillo de dientes y mezclarlo con el carbón activado. Lavar los dientes unos 2 minutos y enjuagar bien después.

Blanquear los dientes con Plátano:

blanquear con cascara de platano

La cáscara de plátano puede utilizarse como limpiador y ayudar a eliminar las manchas del esmalte dental. Basta con aplicar la parte de dentro de la piel del plátano contra los dientes antes de lavártelos normalmente.

Blanquear los dientes con Aceite de Coco:

blanquear con aceite de cocoEste último remedio de la lista debe utilizarse realizando enjuagues bucales durante unos 15-20 minutos. Es aceite, por lo que sería aconsejable echarlo después en la basura y no por el lavabo, al igual que ocurre con los demás tipos de aceites.

Después de realizar el enjuague debes realizar otro enjuague para eliminar los restos con agua normal. Para mejor efecto podrías enjuagarte con agua y una cucharada de sal, y posteriormente lavarte los dientes normalmente con pasta dental.

Cómo Blanquear los Dientes Rápidamente:

No podía ser de otra manera, muchas personas buscan el método más rápido y efectivo para blanquear los dientes en el menor tiempo posible intentando encontrar un truco o método milagroso que les haga conseguir unos dientes blancos en 2 minutos. En este caso, sentimos decir que ese método simplemente no existe, así que si ves algún anuncio que intente venderte eso, no le hagas caso.

El método más rápido y efectivo del mercado es el blanqueamiento dental con luz LED (también conocido como blanqueamiento con láser). Esta técnica se realiza en clínica con una sesión de unos 30 minutos de duración aproximada y puede conseguir efectos visibles casi instantáneamente al terminar, aunque en algunos casos puede ser recomendable combinarlo con un blanqueamiento casero mediante férulas para afianzar mejor los resultados.

Precisamente este tratamiento combinado es el más potente que existe actualmente en el mercado. A continuación tienes más información sobre los precios de estos tratamientos.